¿Tengo Amor?

Por: Jessica Q.


“Por lo tanto, imiten a Dios en todo lo que hagan porque ustedes son sus hijos queridos. Vivan una vida llena de amor, siguiendo el ejemplo de Cristo. Él nos amó y se ofreció a sí mismo como sacrificio por nosotros, como aroma agradable a Dios” Efesios 5:1-2


 

Hace un tiempo vengo pensando qué es lo que Dios espera de mi, cuál es el plan de Él para mi vida y siempre que estaba con ese temita, en realidad, pensaba en proyectos personales, en mi carrera, en trabajo… no hay manera de negar que Él estuvo organizando mi vida de una manera impresionante en estos años, me estuvo sorprendiendo año tras año y no dudo que lo haga en los que vengan. Pero me di cuenta de algo, además de esos proyectos personales, yo tengo una necesidad mayor, muy dentro mío, que supera en gran manera el ámbito profesional y material: es la necesidad de llegar a ser la mejor imitadora de Jesús. Con esto me refiero a que realmente necesito de una relación profunda con Dios para lograr ser la persona que Él quiere que sea…y mi modelo, claramente es Jesús.

Ustedes, dirán a qué apunta todo esto?!!?! Bueno, la realidad es que a partir de ese momento, mi mayor oración es que Dios me dé sus ojos, sus manos, sus pies, su amor…que yo solo sea un instrumento utilizado por Él, el cual refleje su amor. Me di cuenta que como hija de Dios de tantos años, hay muchas cosas que ya tengo súper asimiladas como el ABC del cristiano…las cosas que de una ya se califican como pecado las puedo hasta decir de memoria pero… y qué con el amor??? Realmente estoy reflejando el amor de Él??? Cuántas veces paso por al lado de una persona que necesita ayuda (en todas las formas y colores posibles) y ni siquiera le presto atención?? Realmente Jesús seguiría de largo como yo, a veces, lo hago?? Cuántas veces juzgo a una persona cuando no soy quien para hacerlo?? Cuántas veces mis ojos expresan sentimientos que ni siquiera se acercan a la compasión y misericordia con la que Dios me mira día a día cuando le fallo?? Me di cuenta que muchas actitudes corporales, que van mas allá de las palabras expresadas, no reflejan ni una milésima de Dios.

Entonces, tome el desafío de convertir esta debilidad en oración, de pedirle a Dios que esté obrando en mi, que trabaje en mi para que yo refleje su amor…y la verdad, no es nada sencillo!!! Hay muchas situaciones en las que lo que menos quiero demostrar es amor por la otra persona, otras en las que ni siquiera me interesa entablar una relación, o siquiera conversación, con la otra persona…pero saben?? Quien soy yo para ser selectiva?? Dios, aún en mi miseria cuando ni digna soy, el me amó y ya sabemos, la expresión más grande de su amor fue en el calvario. Ese amor que permanece y lo demuestra hoy cuando aún en los momentos más difíciles siempre nos cuida y nunca nos falta nada. Simplemente, su amor se muestra en cada día que nos regala.

Así que, si quieren pueden sumarse a mi desafío:

ORAR para que Dios transforme nuestros corazones para sentir el amor que Él siente por nosotros y poder reflejarlo así a las personas que nos rodean…que juzguemos menos y amemos más…que seamos verdaderos instrumentos de Él.
Pero no solo orar sino ACTUAR, de ahora en adelante cada día tenemos que cumplir con lo que dice  en Efesios “imiten a Dios en todo lo que hagan”. Cuesta, claro que sí! De hecho, mientras más lo pienso más cosas tiene que cambiar Dios en mí!!Pero Él tiene el poder para hacerlo realidad en nuestras vidas!!

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto en mí” Salmos 51:10


Corazon

Un comentario sobre “¿Tengo Amor?

  • Gabie Barreto
    el 10 agosto, 2015 a las 11:15 pm
    Permalink

    Muy bueno!! Los aliento a seguir con este trabajo q es de tanta bendición y edificación 🙂

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *