Talentos para servir

Pescadores

Y pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés hermano de Simón, echando la red en el mar porque eran pescadores.  Marcos 1:16

Si a cierto familiar mío le preguntaran por qué toca el violín, diría que es violinista y si a uno de sus nietos más pequeños se les interrogara por qué están jugando, ellos o sus padres explicarían que son niños. Lógicamente, hacemos aquello que corresponde a lo que somos.

Simón y Andrés estaban pescando sencillamente “porque eran pescadores”. No podía esperarse de ellos que apacentaran ganado, ni que cobraran impuestos, ni predicaran en la sinagoga. Eran pescadores y pescaban.

Por eso, es lógico y notable a la vez que, luego de ese día, ya no pescarían con sus redes porque el Señor los llamó a ser “pescadores de hombres”, apelando a lo que eran y sabían.

Cada uno de nosotros ha sido creado con ciertas condiciones y cierta vocación más o menos clara. En algún momento de nuestra vida, Cristo entró en ella y nos hizo sus discípulos. Entonces, ¿Qué estamos haciendo con lo que somos y sabemos?

No podemos dejar de responder a los dones que Dios nos dio ni a la vocación de servirle con lo que Él nos bendijo al escogernos en Cristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *