Subite, sentate, agarrate, confia y Goza

Agarrate.Subite.Sentate“Mi Corazón en el de Dios” –  Devocionales Jóvenes Saa- 2010/11


“De Jehová son los pasos del Hombre; ¿cómo pues entenderá el hombre su camino?
Proverbios 20:24.


Hoy momentos en la vida dónde todo parece estar “pata para arriba”, no tener coherencia desde nuestro punto de vista, ir al revés de nuestros deseos/planes. Son momentos dónde todo esta mezclado.

Ese estado puede durara mucho o poco, eso depende de cuánto tengamos que aprender y de lo buen alumnos que seamos.

Aunque todo se vea confuso y no podamos saber en que desembocará, es genial poder tener la seguridad que:

  1. Dios tiene el control de TODO (lo que implica, que NADA se le escapa).
  2. Dios es quien guía los pasos del hombre y sus planes son los mejores.
  3. NADA llega a nosotros sin antes haber pasado por Dios.

Él ve nuestra vida como nosotros vemos una película después de haber leído el libro. Cuando algo malo sucede, sentimos que la sala del cine se queda sin oxígeno. Todos aguantan la respiración mientras ven la crisis que se desenvuelve sobre la pantalla. En cambio, nosotros observamos todo sin sentir ansiedad. Porque ya leímos el libro y sabemos que los buenos salen delante de la situación que parece imposible. Dios ve nuestra vida con la misma confianza.

Él no sólo ya leyó nuestra historia, Él mismo la escribió. Su perspectiva es diferente y su propósito es claro.(a)

Que bueno poder contar con esa seguridad, pero a la vez (en medio del torbellino) ¡¡¡QUE DIFICIL ES MANTENERSE CONFIADO!!!

Cuando te encuentres, al igual que yo, en medio de dificultades y planes alterados recordá que Cristo no te dio un automóvil (vida) y después te pidió que lo manejaras. Si no que abrió la puerta del pasajero, te invitó a tomar asiento y te dijo que te pusieras el cinturón de seguridad para emprender la aventura de tu vida.

Así que, Súbete, siéntate, agárrate, confía y goza!!! (b)


 

(a) Max Lucado. Dios es tu guardia, “Acércate sediento”, 2008
(b) Max Lucado, Esperanza para los carnales, “Acércate sediento”, 2008

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *