¿Qué es la oración?

Refiriéndose a la oración como ‹‹el camino al corazón de Dios››, el autor Terry Glaspey escribe:

La pregunta ‹‹¿Qué es la oración ?››[…] no solo explora los misterios de lo que significa ser humano, sino que también indaga en el misterio de Dios mismo[…] Como es un asunto demasiado profundo para el intelecto humano, requiere que dependamos de Dios como nuestro maestro.

Y esto, ¡Es justo lo que debemos hacer ahora mismo! Debemos depender de la palabra de Dios, la Biblia, para encontrar la definición de la oración que tiene Dios. Al mismo tiempo, no podemos olvidar que la oración es parte del ‹‹misterio de Dios mismo››. Esto significa que nunca la entenderemos por completo.

Pensemos en la oración como si fuera una piedra preciosa con muchas facetas tallada, cada una es hermosa y brillante, haciendo de esta gema algo magnifico en verdad.
Hay dos emocionantes facetas de la oración, dos clases de oración un tanto diferentes:

  • En tiempos de problemas… ¡Ora!
    Jesús habló de los problemas: Jesús también nos dice que tenemos que orar cuando tengamos problemas. Él les contó a sus discípulos una parábola (la parábola de la viuda y del juez injusto) que debían orar sin desanimarse.
    Orar en lugar de desanimarse significa mirar a Dios cuando hay problemas.
  • En tiempos de necesidad… ¡Ora!
    En filipenses 4:6, Dios nos dice que “en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias”. También se nos dice en Efesios 6:18 “Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos”. En otras palabras, hay algo que puedes ¡Y debes!, hacer en cuanto a las necesidades que te presionan en la vida, la familia, las amistades, la escuela, el trabajo y la vida de todos los días: debes orar a Dios acerca de tus necesidades específicas, hablar con él sobre tus necesidades, tu vida, el día a día , con Él ¡Con el Dios del universo!
    ¡Tampoco hay que olvidar orar y hablar con Dios para agradecer!

Resumen por Lu Fournier |El llamado de una joven a la oración|Elizabeth George.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *