PASCUA = Pesaj = PASAR POR ALTO

En la antigüedad, la sangre de un cordero fue la señal de salvación de aquellos que eran su pueblo especial (Israel). El ángel de Dios “pasó de largo” cuando vio la sangre del cordero como señal sobre los marcos de las puertas, y no hubo muerte para los que vivían allí, pues, estaban cubiertos por esa señal. (Éxodo 12: 12-14*)
A partir de allí cada año, el pueblo judío debía hacer Fiesta de Pascua, como recordatorio de aquel día en que fueron SALVOS.

Con la llegada de Cristo al mundo, Dios estaba tomando nuevamente la iniciativa para llevar a cabo su plan supremo de Salvación para TODA la humanidad (no sólo los judíos).

¿Que tiene que ver esto conmigo? ¿De qué me tiene que salvar Dios? De la esclavitud del pecado.

La Biblia dice que todo aquel que comete pecado, esclavo del pecado es. Y todos hemos pecado, estamos separados de la presencia de Dios (Romanos 3:23). Ningún pecado es gratis, el precio del pecado es la muerte (Romanos 6:23), o sea, separación eterna de Dios.

Dios nos ama, y lo demostró enviando a su hijo al mundo para morir en la cruz en nuestro lugar.

Jesús es el “Cordero” (como en la antigüedad) provisto por Dios para quitar el pecado del corazón. Jesús puso su sangre como señal para que cuando llegue el fin del mundo, su castigo “pase por alto” frente al corazón de quienes se arrepintieron de sus pecados y fueron limpiados, así no serán condenados. Dios lo mira y ve la sangre de Cristo en su corazón “La sangre de Cristo, nos limpia de todo pecado” (1° Juan 1:7)

Jesús quiere ser TU PASCUA. Pídele perdón por tus pecados, invítalo a vivir en tu corazón y deja que lo limpie.


 

* Éxodo 12:12-14  »Esa misma noche pasaré por todo Egipto y heriré de muerte a todos los primogénitos, tanto de personas como de animales, y ejecutaré mi sentencia contra todos los dioses de Egipto. Yo soy el Señor. La sangre servirá para señalar las casas donde ustedes se encuentren, pues al verla pasaré de largo. Así, cuando hiera yo de muerte a los egipcios, no los tocará a ustedes ninguna plaga destructora. Éste es un día que por ley deberán conmemorar siempre. Es una fiesta en honor del Señor, y las generaciones futuras deberán celebrarla»

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *