Examina tus herramientas

Por eso te aconsejo que avives la llama del don que Dios te dio cuando puse las manos sobre ti.

2° Timoteo 1:6

Cuando yo tenía seis años, mi padre nos construyó una casa. Las revistas de arquitectura no se enteraron, pero mamá, sin duda que sí. Papá levantó tabla por tabla, día tras día después de terminar su trabajo.

Mi juventud no fue una excusa para que me encomendara una tarea. Me ciñó a la cintura un delantal para clavos, me colocó en la mano un imán y me envió a realizar diarias patrullas alrededor del sitio de construcción, durante las cuales debía portar mi imán a solo centímetros del suelo.

Con una mirada a mis herramientas podía adivinarse mi trabajo. Recolector de clavos perdidos.

Con una mirada a sus herramientas se podría deducir lo mismo. Ladrillo por ladrillo, vida por vida, Dios está creando un reino, una “casa espiritual” (1° Pedro 2:5).

Él te ha confiado en el proyecto una tarea clave. Examina tus herramientas y descúbrela.


 

 

“Cura para la vida común” – Max Lucado.

Herramientas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *