Detener la rutina

“Ámense unos a otros” Juan 13:34

Vivimos en un mundo rutinario. No importa si sos del campo, de la ciudad o de los suburbios cada mañana al despertar tenés cierta rutina que cumplir. También te cruzás con muchas personas a diario y tal vez no las conozcas a todas. Pero ahí están, todos los días.

A nuestro alrededor pasan muchísimas cosas. Alguien podría estar pasando una necesidad y nadie lo sabe. Pide desesperadamente que alguien lo ayude, pero ¿cómo podríamos ayudarlo si ni siquiera notamos que está al lado nuestro? Jesús nos dice que debemos amarnos unos a otros, no importa quienes sean. Incluso a nuestros enemigos tenemos que amar (Mateo 5:44).

No es para nada fácil salir de lo que estamos acostumbrados a hacer, dejar de lado nuestros problemas y preocuparnos por los demás. Para mí personalmente todavía es un desafío constante. Pero sé que nada es imposible.

Algunas de esas personas sólo necesitan que alguien las escuche. Pueden ser  viejos amigos,  familiares, compañeros, amigos lejanos, vecinos… Necesitan saber que Dios los ama y que no están solos.

Te desafiamos a que podamos juntos poner en práctica estas enseñanzas levantando la vista, sin ir muy lejos, observando nuestro país.

Te invitamos a orar por los inundados en Comodoro Rivadavia, Tucumán, La Pampa, Catamarca. También podemos poner el amor de Dios en acción colaborando con las organizaciones que están juntando donaciones. Algunas de ellas son: Samaritan´s Feet Argentina, Cruzada Argentina, Proyecto VAS y la Convención Evangélica Bautista Argentina.

“Ámense como hermanos y hermanas. Sean de buen corazón y mantengan una actitud humilde” 1 Pedro 3:8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *